Las ventajas de crear una empresa en Andorra son muchas, entre ellas la baja fiscalidad, la apertura internacional y el alto nivel de vida que ofrece el país, factores que convierten Andorra en uno de los mejores países para instalar y crear una empresa.

Emindset Law ayuda a empresas y particulares de diferentes sectores, startups, emprendedores e inversores de la Unión Europea, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia a crear e instalar sus negocios en Andorra.

Nuestro servicio de Creación de Empresa en Andorra, es un servicio legal integral que incluye, entre otros servicios:

  • Estudio legal de viabilidad inicial, en el que nos ponemos en contacto con la administración pública andorrana y las entidades financieras del País, con el fin de asegurar que el futuro negocio del Cliente sea 100% viable y pueda operar sin ningún tipo de problemas.
  • Solicitud de autorización de inversión extranjera.
  • Solicitud de pre-apertura de cuenta bancaria.
  • Confección de los estatutos sociales de la Sociedad, teniendo en cuenta en todo momento el modelo de negocio del Cliente, los mercados en los que operará y la necesidad de una estructura societaria ágil para poder operar de forma eficiente.
  • Asistencia para la constitución de la sociedad.
  • Apertura definitiva de la cuenta bancaria.
  • En su caso, solicitud de residencia y trabajo por cuenta propia en Andorra (incluida la gestión con la Autoridad Financiera Andorrana para el depósito de los 15.000 euros).
  • Negociación y revisión del contrato de compra o alquiler de local, oficina o piso, donde ubicar el domicilio social y comercial de la empresa.
  • Solicitud de apertura del comercio de la Sociedad.
  • Alta en la Agencia Tributaria Andorrana y en la Seguridad Social (CASS).
  • Importación de vehículo, matriculación y homologación de carnet de conducir del socio/administrador con residencia en Andorra.
  • Baja fiscal en el país de origen del Cliente, en el caso que provengan de España.
  • Alta de los ficheros de la Sociedad ante la Agencia Andorrana de Protección de Datos.
  • Revisión y confección de los contratos, textos legales web/app y demás documentación legal, con el fin de proteger la relación de la Sociedad con consumidores, proveedores, etc.
  • Y acompañamiento legal en materia de derecho mercantil, fiscal y laboral, una vez la Sociedad esté 100% operativa.

Lo que debes saber es que:

  • Andorra no es un paraíso fiscal.
  • Las empresas o sociedades dentro del Principado deben de disponer de un domicilio físico que, según su actividad social puede estar en un local/oficina o en un apartamento.
  • El socio y administrador de la Sociedad puede ser una persona física o jurídica no residente. No obstante, se requiere que la Sociedad a parte de un domicilio físico tenga también como mínimo un empleado trabajando a media jornada para la empresa, cotizando en la CASS, como trabajador por cuenta ajena.
  • El Socio extranjero no puede tener antecedentes penales en su país de origen y/o de residencia.
Crea tu empresa en Andorra

Los requisitos para crear una empresa en Andorra son los siguientes:

Antes de todo recordar que la creación de una empresa en Andorra requiere de un proceso de diligencia con el gobierno andorrano. De este modo, los documentos del procedimiento a llevar a cabo para la constitución de una empresa están escritos en la lengua oficial del país, el catalán. De media se precisan 2 meses para crear una sociedad en Andorra.

¿Hablamos?

    Presentación por parte de directivos y socios de la futura sociedad del certificado de antecedentes penales de sus respectivos países de origen debidamente apostillados y, en su caso traducidos así como fotocopia del pasaporte vigente también apostillado y, en su caso traducido. Por otra parte, se requiere el plan de empresa y estrategia de inversión, que serán previamente revisados por nuestro equipo.

    Debe realizarse una solicitud de reserva de denominación social ante el Gobierno de Andorra, autorización que tiene una duración aproximada de una semana desde su solicitud. Dicha denominación puede estar en otra lengua que no sea el catalán. En la solicitud se deberá definir con precisión la actividad del futuro negocio.

    Esta autorización se solicita al Gobierno Andorrano siempre que el inversor no nacional o no residente en Andorra quiera tener una participación superior al 10% del capital social. La resolución suele tardar entre 1 mes y 1 mes y medio.

    Una vez, el Gobierno Andorrano autoriza la inversión, iniciamos la fase de elaboración de los Estatutos de la Sociedad, donde se tendrá que definir el objeto social de la empresa, su domicilio, la estructura del órgano de administración, así como la designación / nombramiento del mismo.

    Paralelamente al punte d) anterior, será preciso realizar los trámites de pre-apertura de la cuenta bancaria de la sociedad para proceder al depósito del capital social y así obtener el Certificado de desembolso del capital social. Una vez se realiza el desembolso y se obtiene el certificado bancario, el inversor estará en condiciones de firmar la Escritura de Constitución de la Sociedad andorrana, para su posterior inscripción en el Registre de Societats.

    Con la inscripción de la Sociedad en el Registre de Societats, los socios estarán en condiciones de desbloquear la cuenta bancaria, entregando a la entidad financiera la escritura de constitución de la sociedad así como el Certificado de inscripción de la Sociedad en el registro de sociedades.

    Una vez constituida y registrada la sociedad, el siguiente paso es solicitar la correspondiente autorización administrativa para el ejercicio de actividades. Toda persona que quiera ejercer una actividad comercial, industrial o de servicios necesita una autorización del Comú donde se vaya a establecer el negocio. Para ello se tiene que solicitar la reserva de nombre comercial y la autorización de Apertura del Comercio.

    Tanto para el tipo de sociedad SL y SA es necesario un mínimo de capital para abrir una empresa en Andorra: 3.000 euros para las S.L. y 60.000 € para las S.A. Por otra parte, hay que asumir una serie de gastos correspondientes a tasas, depósitos y notarios.