Saltar al contenido

PROTEGIENDO A NUESTOS CLIENTES ANTE EL COVID-19

PROTEGIENDO A NUESTOS CLIENTES ANTE EL COVID-19

Somos conscientes de la complejidad de la actual situación vinculada al Coronavirus (COVID-19) y su impacto en el mundo empresarial. Estamos ante una pandemia mundial que está transformando de forma imprevista y radical el escenario económico global y el funcionamiento cotidiano de las empresas. Y como consecuencia de esta situación sanitaria excepcional, se han aprobado diferentes medidas legales urgentes en varios ámbitos, tanto en Andorra como en España.

En este actual contexto de incertidumbre generalizado, muchos de nuestros clientes tienen cuestiones y dudas respecto a las medidas aprobadas en ámbitos como: laboral y recursos humanos, contabilidad-fiscal y seguridad social, contractual, protección de datos y gobierno corporativo. Medidas que afectan a su día a día.

Por este motivo, hemos creado este espacio, con la voluntad de acompañarlos en las diferentes situaciones en las que se puedan encontrar fruto de la excepcional situación, con el apoyo de un equipo de abogados multidisciplinar, flexible y ágil.

“Las empresas deben enfocarse en resolver no solo sus problemas actuales de liquidez, cadenas de suministros o de gestión de personas, sino que también deben prepararse para transformar sus modelos de negocio en la nueva realidad que surgirá después de esta crisis.”

¿CÓMO GESTIONAR EL IMPACTO DEL COVID-19? ACCIONES INMEDIATAS:

  1. CREAR PROTOCOLOS: La continuidad de la actividad o la vuelta a la actividad “normal” pasa por el diseño de protocolos de actuación orientados a garantizar la seguridad de los trabajadores y minimizar la propagación del virus. 
    1. Revisión de guías emitidas por las diferentes administraciones públicas.
    2. Revisión de los manuales de procedimientos y protocolos de prevención de riesgos laborales.
    3. Diseño de nuevos protocolos específicos contra el COVID-19 relacionados con la movilidad de los trabajadores, adecuación de los puestos de trabajo, uso áreas comunes, condiciones higiénicas y protocolo de actuación ante un caso positivo de COVID-19.
  2. PROTEGER A PERSONAS Y CLIENTES: La salud y la vida están por encima de todo. Las empresas deben aprovechar su experiencia en recursos humanos para asegurar el bienestar físico y mental de los empleados, brindándoles orientación y herramientas necesarias para trabajar de manera telemática. Pero también es el momento de poner en práctica la mejor responsabilidad social corporativa con relación a la estabilidad de los empleados, el medio ambiente y la sociedad.
  3. EVALUAR EL RIESGO: Es preciso crear un equipo que se centre en la identificación, el análisis y la gestión de los riesgos. La revisión de los contratos con clientes y proveedores clave, es necesaria para entender la responsabilidad en caso de cumplimiento defectuoso o incumplimiento. La empresa debe estar preparada para reorganizar la actividad y poner en marcha acciones alternativas a corto plazo.
  4. MANTENERSE ACTUALIZADO: Los cambios legislativos son muy frecuentes. Es importante que te mantengas actualizado ya que ello puede implicar tanto beneficios para la empresa como graves consecuencias, ya que, por ejemplo, no se podrá despedir a un trabajador alegando disminución de facturación, si no que se deberá tramitar un ERTE.
  5. UTILIZA LAS AYUDAS GUBERNAMENTALES A TU DISPOSICIÓN: Analiza si fuera necesario, las posibles soluciones que desde los Gobiernos se aportan para situaciones extremas. Es posible que puedas beneficiarte de ciertas ayudas económicas como por ejemplo la reducción de la cuota de la seguridad social tanto para autónomos como para tus trabajadores. 
  6. GESTIONAR EL CAPITAL Y LOS PLANES DE NEGOCIO: La empresa debe comprender cómo la estabilidad financiera puede verse afectada por futuros descensos de la capacidad económica de las personas y restricciones en el acceso a la financiación. Es importante revisar la planificación de ventas y operaciones de toda la organización, así como los planes comerciales.

 

¿ESTAMOS ANTE UNA OPORTUNIDAD?

Una de cuatro startups frente al COVID-19 afirma que la situación actual es positiva para su negocio porque, entre otras cosas, contribuye a acelerar su proceso de digitalización.

Ni Andorra ni España se encuentran entre los principales países en digitalización. Pero esta situación está demostrando a todo el sector empresarial que las nuevas tecnologías son una herramienta necesaria y que transformarse digitalmente es una cuestión de supervivencia. 

“Las empresas tienen la oportunidad de trabajar en su estrategia digital.”

Si bien, esta oportunidad nos está ayudando a construir un futuro nuevo, donde además muchas empresas están adaptando sus tecnologías y productos y sumando de esta manera casos de éxito.

 

DISTINTAS FASES EN LAS EMPRESAS

Diferentes fuentes afirman que también vamos a ver diferentes fases en las empresas, que se referencian en su transformación digital y en su rápida adaptación a este nuevo escenario. Por lo tanto, hay sectores concretos que podrían salir beneficiados.

Así, servicios como el e-commerce, productos de salud, servicios de videojuegos en streaming o servicios de comida a domicilio han experimentado ya su rápido crecimiento. 

Ahora bien, sectores como servicios de entrenamiento virtual, de alimentación saludable, servicios de formación online para adultos, telemedicina (e-Health) podrían llegar a posicionarse entre los más beneficiados a largo plazo.