Saltar al contenido

¿Cómo protejo una idea de negocio para que no me la roben?

27 abril, 2018

La pregunta que más nos hacen los clientes emprendedores cuando acuden a nosotros es: ¿Cómo puedo proteger mi idea de negocio frente a terceros? Voy a presentar mi proyecto ante otros emprendedores e inversores y no quiero que me copien la idea, ¿cómo me protejo?

En el siguiente artículo contestamos a la siguiente pregunta: ¿Se puede proteger una idea de negocio?

La respuesta es NO. Una idea de negocio, cuando simplemente es una noción, concepto, planteamiento, proyecto, no se puede registrar para obtener su protección legal. El artículo 4 de la Ley de Patentes excluye específicamente del concepto de patentabilidad “los plantes, reglas y métodos, etc. para el ejercicio de actividades económico-comerciales, así como los programas de ordenadores. Ni las formas de presentar informaciones”. En consecuencia, no podemos patentar una idea.

Ahora bien, lo que todo emprendedor puede hacer es lo siguiente:

1. Si la idea de negocio que se pretende desarrollar, se encuentra expuesta en una landing page (página web) o materializado en un producto físico, el emprendedor puede acreditar su autoría a través del aviso legal de la página web (identificación del titular de la web) o a través de la adhesión al producto de una etiqueta con el nombre del titular y la fecha.

2.Confeccionar un acuerdo de confidencialidad (NDA). Se trata de un contrato vinculante a través del cual, las partes firmantes (socios, trabajadores, colaboradores, inversores, etc.) se comprometen a no compartir determinada información (fórmulas, planes, estrategias, etc.) con terceros. Este documento es especialmente interesante cuando se pretende intercambiar información o ideas para evaluar la posibilidad de ejecutar un proyecto o simplemente hablar de futuras colaboración.

Ahora bien, hay que advertir a los emprendedores que los inversores suelen mostrar mucha reticencia a firmar este tipo de acuerdos, sobre todo cuando el objetivo es meramente informativo (de presentación del proyecto). El porqué de esto es sencillo, ningún business angel, venture capital o family office, va a firmar previamente un acuerdo de confidencialidad, para escuchar una mera idea de negocio. Otra cosa es, que el inversor, tras escuchar el pitch del emprendedor muestre interés en el proyecto y quiera saber más sobre el modelo de negocio y quiera conocer más detalles sobre el mismo. En este caso, será un buen momento para extender el NDA.

3. Incluir en todos los contratos, ya sea el Pacto de Socios, el acuerdo de confidencialidad, el contrato de prestación de servicios, el contrato de trabajo o textos legales de la Web, una cláusula relativa a la propiedad intelectual y propiedad industrial. Si bien el art. 43 del texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, protege al autor de la obra, la inclusión de esta cláusula plasma de forma expresa la reserva de todos los derechos existentes sobre la web, producto, marca, etc.

No dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo a través del email contact@emindsetlaw.com o llamando al teléfono +376 728882, si te surgen más dudas acerca de este artículo.